Descubrí la seda y la técnica de pintado cuando mis padres me enviaron durante un tiempo a París para ampliar mis conocimientos en el idioma. Cerca de la buhardilla que tenía alquilada a dos pasos de Montmartre había un attelier donde un artista utilizaba la seda natural para sus obras de arte y ahí empezó todo.

Después de un tiempo, cuando regresé a Barcelona mis primeros...
pasos en este campo fueron destinados a realizar exposiciones y poco a poco fui introduciéndome en el mundo del interiorismo donde llegué a pintar, por encargo, piezas de un formato enorme para los mejores diseñadores e interioristas del país.
En el año 92, mi representante, que en aquellos tiempos era una inglesa encantadora y divertida me pidió que pintara abanicos...
que complementaba con los chales y pañuelos y ahí comenzó una nueva manera de expresarme con los colores usando espacios más pequeños y más cómodos aunque el adecuar los grandes tamaños a los que estaba acostumbrada a los que pueden manifestarse en un abanico no fue fácil para mí. Al principio no sabía ni por dónde empezar, me faltaba espacio por todas partes, pero luego con el paso del tiempo reconozco que es un formato en el que me siento muy cómoda y los diseños fluyen con facilidad.
Me gustan las sedas suaves y en el taller me encanta ver la...
sobre posición de los bastidores una vez pintados que por transparencia dejan pasar los colores. Hay veces que es el mejor espectáculo para iniciar un día de trabajo...color...color...y más color.
Cuando pienso en los nuevos diseños me gusta estar sola en el taller...
mezclarme con los colores, metida entre pinceles y acariciando sedas. En el silencio...sólo yo y la inspiración, que como decía Pablo Picasso "Si la inspiración llega que me pille trabajando".
Me apasiona mi trabajo y eso se nota en lo que hacemos...
piezas meticulosamente realizadas de un forma totalmente artesanal, bien cuidadas, con un diseño actual que las convierte en joyas textiles.